Los 30 mejores Hoteles en Italia

BUSCA HOTELES EN Italia

¡Reserva ahora!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre Italia

Italia es toda ella un parador de turismo, un vasto país que ofrece al visitante mil secretos por descubrir. Tantos, que se hace muy difícil resumirlo en tan corto espacio. Podríamos hacer una primera división entre turismo artístico o arqueológico y turismo de recreo o placer. Si nos decidimos por el primero podemos optar por diferentes lugares. Leer más »

Italia

Introducción al destino

Italia es toda ella un parador de turismo, un vasto país que ofrece al visitante mil secretos por descubrir. Tantos, que se hace muy difícil resumirlo en tan corto espacio.

Podríamos hacer una primera división entre turismo artístico o arqueológico y turismo de recreo o placer. Si nos decidimos por el primero podemos optar por diferentes lugares. Si lo nuestro es revivir el esplendor del antiguo imperio, nada mejor que Roma o Pompeya.

En Roma contemplaremos todo el clasicismo y racionalidad de la vieja civilización, pero sólo Pompeya nos permitirá sumergirnos en el tiempo, caminar por las calles en que caminaron los romanos antaño o descubrir, estupefactos, la existencia de explícitos burdeles. Y si queremos avanzar en la historia y navegar por la Edad Media, pues nos vamos Módena, o a Lucca, la ciudad amurallada. Incluso podemos hacernos una foto en Pisa.

Pero, tal vez, lo nuestro no es admirar piedras, sino contemplar obras artísticas y recorrer hermosas ciudades. Entonces, debemos hacer un alto en Florencia. Visitar sus museos, admirar las obras de los grandes artistas del renacimiento y, extasiarnos con la luz del sol sobre el río Arno y su Ponte Vecchio.

Sin embargo, si somos muy románticos, lo que necesitamos es una ciudad de ensueño. En ese caso necesitaremos recorrer Venecia, la ciudad sobre el agua. Allí, podremos pasear en góndola rodeados de edificios coloristas y lunáticos. Milán, la ciudad más cosmopolita, y Roma, barroca y retorcida en su corazón, harán también nuestras delicias.

Ahora bien, si lo que queremos es paz o bullicio tendremos que elegir otras latitudes. Nápoles es la ciudad exótica por excelencia; la ciudad de la gente, del mar y de los mil matices. Todo el sur es, en fin, un paraíso por descubrir. Zonas turísticas de playa las encontraremos en la ribera del adriático y en la Isla de Capri. Pero si lo que buscas son playas vírgenes y recónditas, lo tuyo es Cerdeña, Sicilia o Calabria.

Como hemos dicho, Italia es para recorrerla de punta a punta. Nos permitimos, sin embargo, recomendar algunas visitas en las ciudades más importantes:

Milán
El duomo, los restos de la ciudad romana en las cercanías de la Academia Ambrosiana, las bellas callejuelas de los alrededores de la catedral, la piazza Mercanti, uno de los pocos elementos medievales en la ciudad.

Venecia
Venecia, la ciudad sobre el mar, es un sentimiento que hay que experimentar, un perfume por el que hay que dejarse deslumbrar, una tonalidad que embriaga los sentidos. Por eso, no la vistes de una forma turística, deja que tus pasos y tus remos te guíen: la Piazza San Marco, el corazón de la ciudad, la basílica de San Marcos, la Torre dell'Orologio, el Palazzo Ducale, el Ponte de Rialto, las isla de Murano, Burano, Torcello...

Florencia
Una de las ciudades más bellas del mundo. No hay nada como caminar por la Piazza della Signoria, el famoso Pallazzo Vecchio, Santa Maria Novella, Santa Maria del Carmine, San Lorenzo, la biblioteca Laurenziana, el Santo Spirito y San Miniato.

Roma
Encera tus botas, revisa tus suelas y prepárate para sufrir una fuerte sobrecarga en tus piernas, porque Roma es la ciudad interminable, la ciudad que no se acaba nunca, la ciudad cuyas calles siempre esconden algo. Roma es la encarnación del tiempo, la fosilización de los movimientos artísticos que han recorrido el planeta. Imposible de describir, imposible de resumir.

Últimas Valoraciones

  • Fenomenal. La atención de todo su personal es excelente. El desayuno es muy rico con su café hecho al momento y servido en tu mesa y el servicio de transfer es muy cómodo.

  • Hotel Kriss

    0.4 Regular (48 opiniones)

    El portero agradable. Lejos del centro a más de 3 km, no cambian las sábanas durante la estancia, sucio, huele mal, desayuno de bollería y viejo.

  • La ubicación es muy buena, también puede que haya acceso a una pequeña cocina, pero eso ya depende de dónde te toque estar. Esto NO es un Hotel. Es una red de pisos en distintos edificios con habitaciones y algunos con cocina. Por ejemplo, en nuestro caso debíamos ir por la calle andando 10 minutos para llegar al bar que sirve el desayuno (que por suerte no elegimos) y 8 minutos andando para llegar a la recepción. No tener recepción en el piso donde llegas es el mayor problema, tuvimos que molestar a los demás inquilinos para abrirnos las puertas y poder conseguir las llaves... También por mala suerte algunas habitaciones están conectadas con paredes muy delgadas y se oye todo. Además el personal de limpieza fuma en la habitación y deja el olor a tabaco...

  • Aceptable Todo bien, salvo un zumbido continuo que te impedía conciliar el sueño con facilidad. Nos quejamos al respecto e ignoraron totalmente nuestra queja.

  • Buena relación calidad-precio Buena ubicación. Céntrico y en lugar tranquilo. Desayuno variado

  • Estrutura do hotel Hotel muito confortável, bem localizado, o pequeno almoço é a cima da média,.... No fundo é um hotel no padrão Ibis...

  • Buena relación calidad/precio No funcionaba ni la caja fuerte ni el aire acondicionado

  • Un gran acierto Apartamento muy céntrico, con buen mobiliario, cocina independiente y con todas las comodidades necesarias. Está en la última planta de un edificio tipo palacio antiguo, donde hay varios apartamentos, el nuestro fue el San Miniato. A la atención del establecimiento está diariamente Mónica, que nos atendió desde el comienzo de manera extraordinaria, y todos los consejos que nos dio fueron estupendos y más que acertados. Está en plena ribera del río y a menos de 10 min andando del centro. Hay un supermercado bastante aceptable en la misma calle, que abre cada día hasta las 9:30. Si vas en coche puedes llegar hasta la puerta del edificio, y tiene concertado con el hotel colindante -hotel privilege- servicio de parking por 25 euros diarios, que nosotros cogimos y nos ahorramos de problemas de zona azul y demás, que tampoco es que sea barata. Desde luego es un sitio muy recomendable.

  • La atención del personal y la higiene. A dos minutos a pié de la Estación Piazza Príncipe se sitúa este hotel que está hermanado con el Savoia. Las instalaciones son muy cuidadas, no son de vanguardia, pero muy bien mantenidas y con mucho estilo. Nuestra habitación era de dimensiones grandes tanto el dormitorio como el baño, con placard y caja de seguridad, heladera y artículos de tocador. El desayuno ofrecía muchas variantes de excelente calidad.

  • Muy buena ubicación Buena acogida, hotel reformado, muy cerca de la estación Milano Centrale, habitaciones sencillas, no hablan español pero lo entienden bien.