Mejores precios de las últimas búsquedas

Duración del viaje:

27 jue
28 vie
29 sáb

marzo 2020

1 dom
2 lun
3 mar
4 mié
5 jue
6 vie
7 sáb
8 dom
9 lun
10 mar
11 mié
13 vie
14 sáb
15 dom
16 lun
17 mar
18 mié
19 jue
20 vie
21 sáb
22 dom
23 lun
24 mar
25 mié
26 jue
27 vie
28 sáb
29 dom
30 lun
31 mar

abril 2020

1 mié
2 jue
3 vie
4 sáb
5 dom
6 lun
7 mar
8 mié
9 jue
11 sáb
12 dom
13 lun
14 mar
15 mié
16 jue
17 vie
18 sáb
19 dom
20 lun
21 mar
22 mié
23 jue
24 vie
25 sáb
26 dom
27 lun
28 mar
29 mié
30 jue

mayo 2020

1 vie
2 sáb
3 dom
4 lun
5 mar
6 mié
7 jue
8 vie
9 sáb
10 dom
11 lun
12 mar
13 mié
14 jue
15 vie
16 sáb
17 dom
18 lun
19 mar
20 mié
21 jue
22 vie
23 sáb
24 dom
25 lun
26 mar

Vuelos baratos de Cusco (CUZ) a La Habana (HAV)

Viaje: 7 Días
Ida jue, 12 mar
Latam airlines
No incluye maleta
09:34 CUZ
8h 51m
1 escala
19:25 HAV
Vuelta jue, 19 mar
Latam airlines
No incluye maleta
01:15 HAV
9h 22m
1 escala
09:37 CUZ
USD751S/2,547

por persona

Viaje: 7 Días
Ida vie, 10 abr
Latam airlines
incluye 1 maleta
11:59 CUZ
30h 36m
1 escala
19:35 +1 HAV
Vuelta vie, 17 abr
Latam airlines
No incluye maleta
01:30 HAV
9h 3m
1 escala
09:33 CUZ
USD813S/2,756

por persona

Vuelos de última hora desde Cusco

Disfruta de los mejores destinos
Precios ida con tasas incluidas. Gastos de gestión no incluidos.

Consigue tu vuelo y conoce La Habana


Hablar de La Habana es hablar de unas de las metrópolis más importantes de Centroamérica, una ciudad cuyo Centro Histórico es Patrimonio de la Humanidad, una joya cultural con más de 500 años de historia. Mucho se puede decir de La Habana, capital de la República de Cuba y la ciudad más grande del país. La cultura local, sus calles pintorescas y su gente cálida son las características más apreciadas por los turistas al visitarla. Cuando llegues allí descubrirás por ti mismo que estas características la hacen única y quedarás maravillado.

Al estar ubicada en la región del Caribe, La Habana cuenta con muchas cualidades atractivas, como un clima privilegiado y hermosos paisajes tropicales. La arquitectura de la ciudad resalta también por su buen estado de conservación, pese a sus siglos de antigüedad, manteniendo construcciones majestuosas que embellecen las calles habaneras. La arquitectura histórica se fusiona con edificios modernos hechos en distintos puntos de la ciudad, creando así un interesante contraste entre lo antiguo y lo moderno. En la ciudad encontrarás los principales servicios de alojamiento, entretenimiento, ocio y más para que estés muy cómodo.

El Aeropuerto Internacional José Martí, conocido comúnmente como el Aeropuerto de Rancho Boyeros, se ubica a aproximadamente 25 minutos del centro de la ciudad. Este puerto aéreo recibe vuelos internacionales de diversos destinos del mundo, desde Miami hasta China, y en él operan las principales empresas aéreas. Por ello tendrás la facilidad de programar tu vuelo en la aerolínea que prefieras y llegar a la capital cubana con total comodidad. Estando allí, debes visitar los principales lugares de interés que te permitirán conocer más de la cultura e historia local. Como el Palacio de la Revolución, sede de organismos del Estado cubano; la Catedral Ortodoxa, una monumental edificación bizantina diseñada por el arquitecto ruso Alexei Voronsov; la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, la fortaleza más grande construida por España en América finalizada en el siglo XVIII; y mucho más. Visitar La Habana será una gran experiencia que disfrutarás desde el primer día.

Cómo moverse


La principal manera de llegar a La Habana es en avión. La mayoría de vuelos llegan al Aeropuerto de José Martí, en la Habana, situado a 18 kilómetros de la capital cubana, pero también existe un pequeño aeropuerto en la ciudad de Santiago de Cuba. Otro de los aeropuerto que puedes tener en cuenta es el Aeropuerto Juan Gualberto Gómez, conocido como el Aeropuerto de Varadero, que es el segundo aeropuerto más importante de Cuba en movimiento de pasajeros.
También podrás llegar a La Habana por mar, concretamente a través de la Terminal de Cruceros Sierra Maestra, que está situada en pleno corazón de la ciudad.
La Habana es un territorio extenso por lo que además de utilizar las piernas para poder visitar sus rincones, necesitarás usar algún medio de transporte. Lo primero que debes saber es que el transporte no es ninguna maravilla. Está bastante masificado y sufre muchos, muchos retrasos. Encontrarás dos tipos de autobuses, las guaguas los camellos, pero la mayoría de visitantes evitan utilizarlos, por lo que la mejor forma de moverse por la ciudad será el taxi.


Qué ver y qué hacer


¿Qué no puedes perderte cuando viajes a La Habana? La ciudad es mundialmente conocida por su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad. Podrás encontrar vestigios arquitectónicos de los inicios de esta ciudad, como el Capitolio, que se impone con su enorme cúpula y sus 17 columnas, como uno de los puntos más altos de la ciudad. Además, en el Capitolio la réplica de un diamante pertenecido al último zar de Rusia marca el kilómetro cero de las carreteras cubanas.
Detrás del Capitolio, hallarás la Fábrica de Tabacos Partagás y el Memorial José Martí. También en el corazón de La Habana podrás visitar la Plaza de la Revolución, la Plaza de Armas, el Monumento a John Lennon o el Cementerio de Colón.
Si te diriges a la Bahía, podrás visitar el Castillo del Morro y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.
Los museos más importantes también se ubican en esta parte de la ciudad. Son el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de la Revolución. Resguardando toda la bahía, ubicado en la cima de la Loma de la Cabaña, se encuentra el Cristo de La Habana.
Otro símbolo de La Habana, además del Capitolio, es el Malecón, una amplia avenida de seis carriles y un larguísimo muro que recorre a lo largo de ocho kilómetros toda la costa norte de la capital cubana. Aquí encontrarás antiguos edificios de una arquitectura típica de la época y podrás disfrutar de las puestas de sol más increíbles de toda La Habana.
El Vedado es otro de los barrios más populares de la ciudad. Es donde se concentra la mayor actividad tanto de día como de noche. Si te apetece ir de restaurantes, locales comerciales o discotecas, ¡ésta es tu zona!
Hablar de la playas en La Habana, es hablar de Varadero. Si no te van las multitudes, deberás alejarte 35 kilómetros del centro de la ciudad. En las Playas del Este encontrarás las playas de Guanabo, Bucuranao, Tarará y Santa María del Mar. Todas ellas cuentan con increíbles aguas cristalinas y arenas blancas, ideales para pasar una tarde de playa.

Eventos y fiestas típicas


Como fechas importantes en La Habana podemos destacar, el 1 de enero, en el que se conmemora el Triunfo de La Revolució, el 1 de mayo que es cuando se celebra el Día del Trabajador y el 26 de julio cuando se celebra el Día de la Rebeldía Nacional.
Ya el 10 de octubre, se rememora el Inicio de las Guerras de Independencia y el 16 de noviembre es el aniversario de la fundación de San Cristóbal de La Habana.
Pero sin duda, lo que más se celebra en La Habana son los Carnavales. Se realizan en verano, concretamente durante el mes de julio. El Carnaval es motivo de alegría, la ocasión para disfrutar de la música, los bailes, los desfiles, los muñecotes humanos, los puestos de golosinas, comidas y bebidas típicas.

De compras por


¿Compras en La Habana? Por supuesto. Aunque algunos dirías que las tiendas se limitan a los grandes hoteles, como el Habana Libre o el Meliá Cohiba, también puedes encontrar tiendas en las calles. El mercado más grande lo encontrarás en la Calle Tacón de La Habana Vieja. Allí podrás comprar todo tipo de artesanías locales, camisas y otro artículos de recuerdo. En la Avenida Salvador Allende, podrás visitar las Tiendas Carlos Tercero, habrá ropa, calzados, artículos de electrónica y accesorios de deporte. Si lo que te interesan son los dibujos, esculturas o figuras de madera, en la Plaza de la Catedral podrás visitar la Feria de la Artesanía.
Para ir de shopping en La Habana también puedes anotar la Calle Obispo, la principal zona comercial, donde hallarás varias tiendas de ropa y zapaterías, joyerías y tiendas de relojes. Allí, también encontrarás los supermercados Hermanos Harris. También destaca el Palacio de la Artesanía, en la calle Cuba 64, donde encontrarás tiendas modernas en un edificio histórico de venta de zapatos, perfume y ropa.

Qué se cuece en


La gastronomía en La Habana tiene muchas influencias de las cocinas españolas, inglesas, africana y asiática. Entre lo platos típicos de la ciudad se encuentra el ajiaco que lleva yuca, boniato, carne de cerdo, maíz y plátano. También debes probar los plátanos fritos, el cerdo a la púa, el asado al horno, el picadillo de la Habana o el famoso arroz a la cubana, elaborado con plátano, cebolla, carne y huevo. Para beber, podrás refrescarte con un daiquiri o un mojito.
De postres, pide un guengel dulce elaborado con maíz molido, canela y azúcar. ¡No te arrepentirás!

El clima


En La Habana encontrarás un clima tropical. Éste se caracteriza por tener una temperatura media de 25ºC en verano y unos 3 grados menos en invierno, aunque puede variar debido a la influencia de la corriente del Golfo. En cuanto a las precipitaciones son abundantes durante los meses de septiembre y octubre y son bastantes escasas entre marzo y mayo. Aunque la mejor época para viajar es entre noviembre y marzo que coincide con la época de verano.
Te recomendamos que tengas en cuenta si hay predicciones de huracanes.

Datos prácticos


En La Habana existen dos monedas: el peso cubano no convertible, la moneda nacional, y el peso convertible. Si visitas la ciudad es mejor que utilices este último. ¡No te preocupes porque el peso cubano no convertible sólo sirve en contadas ocasiones!
Para viajar a La Habana no necesitas ningún tipo de vacuna especial, aunque sí es recomendable estar al día de las vacunas del tifus, hepatitis y del tétanos. Lo que si necesitarás es tener el visado. Normalmente tiene una validez de 30 días, aunque son prorrogables.

Entonces...


La Habana es la síntesis de toda Cuba. Capital de la isla, es una de las ciudades más mágicas de Latinoamérica. ¡Te conquistará!
La Habana
Publicidad